Las nuevas tecnologías forman parte de todos los ámbitos de nuestra vida tanto personal como laboral, por este motivo, los juzgados están teniendo que adaptarse a tratar con pruebas cuyo contenido es digital. Y es aquí, donde las aplicaciones de redes sociales y de mensajería instantánea han pasado a ser pruebas determinantes para resolver múltiples litigios. Pero, ¿son realmente pruebas válidas las conversaciones de Whatsapp en un juicio?

Entre todas estas aplicaciones, WhatsApp es la más empleada por los españoles. Sus usuarios la usan a diario, por eso es habitual que una parte quiera utilizar los mensajes de Whatsapp en un juicio. ¿Pero son pruebas admisibles? La respuesta corta es sí, la respuesta larga como veremos a continuación, es más complicada.

Impugnación de los Whatsapp

Hoy por hoy podemos ver múltiples noticias de juicios en los que las conversaciones de Whatsapp son parte fundamental del juicio, sin embargo, en muchos casos vemos que son desestimadas, ¿por qué courre esto?

El principal problema a la hora de presentar evidencias digitales como prueba en un juicio es que quede demostrada la autenticidad e integridad de dichas pruebas. Es decir, que no exista duda alguna sobre el origen de los mensajes y su no manipulación o alteración. En el caso de las conversaciones de Whatsapp, esto es especialmente importante, ya que cualquiera con mínimos conocimientos de informática puede fabricar o alterar una conversación.

Para evitar que la otra parte impugne la prueba y que resulte desestimada, es de vital importancia que las conversaciones de Whatsapp sean extraídas y analizadas por un perito informático, quien en su informe comprobará esa autenticidad e integridad y le otorgará al juez los conocimientos técnicos necesarios para poder considerar la prueba favorablemente.

¿Cómo se deben presentar las conversaciones de Whatsapp en un juicio?

Como se puede observar, la mera captura de pantalla no es suficiente, y se requieran medios de prueba instrumentales o adicionales para acreditar su integridad y autenticidad. Por ello es fundamental la práctica de una prueba pericial que identifique el verdadero origen de esa comunicación, la integridad de los interlocutores y la integridad de su contenido.

El Perito Informático reflejara en su informe pericial el contenido de los mensajes, audios fotos, videos… los números de teléfono involucrados y la hora y la fecha de la conversación. Además, el Perito Informatico comprobará la Base de Datos de Whatsapp en un minucioso análisis técnico, aclarando si ha sido manipulada o no.

Si necesita aportar como prueba el contenido de un mensaje de WhatsApp para presentarlo en un procedimiento judicial, puede ponerse en contacto con nosotros y estudiaremos su caso concreto.